domingo, 25 de enero de 2009

LA EVIDENCIA FÓSIL DE LA HOMINIZACIÓN (Parte I)

Adaptado de "El primate responsable" de Fernado Silva Santisteban. (*)

Los primeros homínidos

En Julio del 2002 se informó de un hallazgo espectacular en Chad, en el desierto de Djourab del África central, realizado por un grupo de científicos de la Universidad de N'Djamena bajo la dirección del profesor Michel Brunet de la Universidad de Poitiers. Se trata del cráneo de un individuo perteneciente a una especie hasta hoy desconocida de homínido que caminaba erguido entre 7 y 6 millones de años atrás. El espécimen, de cara achatada y enormes arcadas supraorbitales, ha sido bautizado con el sobrenombre de Toumai, que en el idioma goran de África central significa "esperanza de vida". Era del tamaño de un chimpancé, pero su cráneo mide entre 320 y 350 cc. Ha sido clasificado como Sahelanthropus tchadensis y parece tratarse del homínido más antiguo conocido hasta la fecha, aunque algunos especialistas han puesto en duda tal afirmación.

Toumai, considerado el primer homínido

En términos generales, los paleoantropólogos están de acuerdo en que hace cinco millones de años aparecieron los primeros homínidos de la familia humana, ya diferentes de los chimpancés y de los otros antropoides. Sin embargo, nuestros ancestros más remotos no fueron simios como tampoco seres humanos en el sentido actual. Estos homínidos tempranos poseyeron un conjunto de adaptaciones físicas ajenas a cualquier modelo existente de primate: a la vez que se conservan su facilidad para trepar empezaban a desplazarse normalmente sobre sus extremidades posteriores cuando estaban en el suelo.

Hasta nuestros días los homínidos más tempranos conocidos son: le Orrorín tugenensis, cuyos restos fueron hallados en la región de Boringo, en Kenia, en octubre de 2000 y el cual vivió alrededor de 6 millones de años, pero es poco todavía lo que sobre él ha salido a la luz. Otro homínido temprano es el Ardipithecus ramidus, cuyos primeros restos fueron descubiertos por Tim White en 1994 y consiten en algunos huesos de las extremidades. Estos fragmentos fueron encontrados en el yacimiento etíope de Aramis y fechados en 4,4 millones de años de antigüedad. Se supone que vivía en un hábitat con árboles y vegetación elevada. Algunos paleoantropólogos lo han identificado como australopiteco.
Reconstrucción del Orrorín tugenensis

Reconstrucción del Ardipitecus Ramidus

Los Australopitecos

Los australopitecos son los especímenes más conocidos de un género extinto de la familia Hominidae. Son los primeros seres realmente parecidos a los humanos y su existencia se conoce desde el hallazgo del cráneo de un niño de Taung, al norte de la provincia del cabo en África del Sur, y de otros individuos del mismo grupo den Makapansgat. Fueron identificaods por Raymond Dart en 1924 como Australopitecus africanus (mono hombre del sur de Africa). Se han encontrado abundante fósiles de este género, así como de otras formas más grandes y robustas (Australopithecus robustus, Paranthropus crasiden, Meganthropus) , sobre los cuales todo indica que no alcanzaron la condición humana.
Cráneo del "Niño de Taung" (Australopithecus Africanus)

Los australopitecus no tuvieron ni las condiciones de los simios para desplazarse entre las ramas ni la facilidad de los humanos para moverse en el suelo, pero su adaptación resultó sumamente provechosa, como lo evidencia su estabilidad. Los individuos de este género se caracterizan, entre otras particularidades, por su tamaño entre moderado y muy pequeño y al parecer con gran dimorfismo sexual (los machos eran mucho más grandes que las hembras). Por la adaptación de sus extremidades inferiores a una postura erecta y su andar bípedo, por el tamaño de su cerebro de alrededor de 550-600 cc, mayor en comparación con el cerebro de los demás primates, por su esqueleto facial más grande, con pequeños dientes anteriores y por otras peculiaridades, constituyen una especie bastante bien definida. Las adaptaciones a la postura de la locomoción y la dentición anterior sitúan claramente a los australopitecus en la familia Hominidae, aunque se viene discutiendo su relación con el género Homo.
Esquema comparativo de la estructura dental de un chimpancé, un australopiteco y un ser humano

Otra especie parece ser la del Australopithecus anamensis que fue descubierta en 1965 en Kenia por un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard. Los investigadores estimaron la antigüedad del hallazgo en 4 millones de años, sin que entonces pudieran precisar la especie a la que pertenecía, ni proseguir la búsqueda de otros fósiles relacionados. En 1994 otro equipo dirigido por el paleoantropólogo keniata de origen británico Richard Leakey, encontró en ese mismo yacimiento dientes y fragmentos de huesos relacionados con los hallazgos anteriores. Leakey y sus colegas determinaron que los fósiles pertenecían a una especie muy primitiva de asutralopiteco, al que denominaron Australopithecus anamensis. Desde entonces los científicos han seguido encontrando fósiles del anamensis en yacimientos cercanos datados entre 4,2 y 3,9 millones de años de antigüedad. El cráneo de esta especie es parecido al del simio, pero su larga tibia indica que al caminar todo el peso del cuerpo se apoya alternativamenteen una de las extremidades inferiores, cosa que es habitual en la bipedestación. Su tamaño similar al del Ramidus, mide 1,51 n y se ha calculado que pesaba 45 Kg.
Reconstrucción del Australopithecus anamensis

Dentadura del Australopithecus anamensis



El Australopithecus afarensis, similar al anamensis, fue descubierto por Donald Johanson, conjuntamente con el gelólogo Mauricio Taieb, a fines de novimebre de 1974 en el desierto de Afar, en la localidad de Hadar, aunos 25 Km al norte de Addis Abeba (Etiopía). Se trata de los restos mejor conservados de un homínido de sexo femenino, con un hueso pélvico completo. Fue bautizado Lucy, vivió hace 2,6 a 3,6 millones de años y medía tan solo 1,07 m de estatura pese a que había alcanzado su mayor crecimiento.






Las huellas de Laetoli

La región de Laetoli, al norte de Tanzania, a unos 50 Km al sur del barranco de Olduvai, en la rama oriental del Gran Valle del Rift, se ha vuelto famosa por el descubrimieto de huellas que dejaron la caminar tres australopitecos, al parecer afarenses. Este hallazgo, realizado en 1978 por el equipo de exploración de Mary D. Leakey, consttuye uno de los hechos más extraordinarios de la paleontología, sobre todo porque se trata de una extraña e increíble sucesión de acontecimientos casuales que permitieron la conservación de las huellas.

Hace poco más de 3,5 millones años el volcán Sadimán, actualmente extinguido, arrojó una bocanada de ceniza que cubrió el paisaje de los alrededores con una capa de más de un centímetro de espesor. Esa primera bocanada de ceniza, que probablemente no duró más de un día, fue humedecida por la lluvia formándose una masa como la del cemento recién aplicado y en ella dejaron sus rastros diversos animales del Plioceno: elefantes, jirafas, un hiparión (antecesor del caballo), algunas aves e incluso algunos pequeños miriápodos, pero, en especial para el estudio de la bipedestación, tres homínidos que caminaron tal vez juntos en la misma dirección por un tramo de 25 metros. Abre la marcha un macho grande, mientras una hembra más pequeña camina a su lado y los sigue otro macho de tamaño mediano pisando sobre las huellas del mayor. El sol endureció las huellas que fueron luego cubiertas por otra capa de ceniza que arrojó el volcán antes que cayera otra lluvia y las borrara. Estas huellas han sido fechadas por diversos métodos en 3,6 millones de años y son testimonio de que en esa lejana época caminaron por allí homínidos totalmente erguidos, dejando una marca asombrosamente perdurable de su paso.

6 comentarios:

  1. que tal,
    soy profesora de biología,
    la verdad es que me encantó la
    sintesis del trabajo y las imágenes me resultaron muy útiles.
    muchas gracias

    ResponderEliminar
  2. bueno me gusto eso xxx

    ResponderEliminar
  3. nosale la informacion porfavor agan bien las cosas si no no lo pongan mejor alguien me puede decir cual es el hominido cuyos restos se encontraron en el desierto de Afar x favor DIGANME espara una tarea muy importante quien me puede DECIR xfa agan lo posible en que otra pag que si sirva me pueden encontrar eso o donde lo puedo encontrar o si lo saben diganme PLISS! porfavor o a mi correo lea_01@hotmail.es GRACIAS! atee.ANONIMO gracias x su tiempo xD

    ResponderEliminar
  4. APESTA ESTA INFORMACION EL QUE LO HIZO ES UN RETRASADO DE MIERDA
    MEJOR NO PONGAS NADA PORQUE NI PARA ESO SIRVES PORQUERIA

    ResponderEliminar
  5. el problema es que los a. afarensis tienen dedos algo curvos como todos los chimpances y las huellas de laetoli son identicas a las que haria cuaquier humano actual. el propio donaldson dijo que tampoco estaba seguro de los huesos de la cadera y pierna pq en la misma zona se habian encontrado esqueletos de homo. en cuanto a la cabeza los restos son muy pocos y dejan muy poca informacion del aspecto del craneo real. ademas que ya es demasiado raro que el afarensis tenga cabeza de chimpancé y pies humanos totalmente formados y sin caracteristicas de chimpancé.

    ResponderEliminar